El pasado 27 de junio, un ataque cibernético ransomware -posiblemente el virus Petya o una variación conocida como GoldenEye- afectó a las principales agencias gubernamentales y operaciones en Ucrania y Rusia y una serie de empresas en Europa y Estados Unidos.

En concreto, los sectores afectados fueron servicios financieros, transporte, energía, manufactureras y servicios profesionales, entre otros. En la mayoría de los casos, el ataque provocó la suspensión de las operaciones y una importante interrupción de los negocios.

Si su organización ha sido afectada directa o indirectamente a través de un cliente o proveedor, debe actuar rápidamente para detener el ataque y recopilar la información que pueda necesitar para presentar una reclamación:

  • Trabaje con su corredor y su compañía de seguros cibernéticos para acceder a los servicios de apoyo y recuperación disponibles bajo su póliza.
  • Póngase en contacto con proveedores de tecnología, asesores legales, expertos en relaciones públicas u otros asesores que puedan ayudarle a reprimir el ataque.
  • Preserve y documente la información cronológica de los hechos y los esfuerzos realizados para la recuperación de su negocio, ya que los puede necesitar más tarde a la hora de presentar una reclamación.  

Marsh ya está trabajando activamente con los clientes en estos aspectos. Si necesita ayuda sobre cualquiera de estos puntos, póngase en contacto con su asesor cibernético de Marsh o con Marsh Risk Consulting a través de su ejecutivo de cuentas.