Riesgos Globales 2016: El cambio climático y las migraciones involuntarias, los riesgos que más preocupan

Los constantes cambios en tecnología, geopolítica, sociedad y la desigualdad económica en el mundo están generando una nueva fragilidad que afecta, de manera directa, a la manera de actuar de gobiernos y empresas.

Según el Informe de Riesgos Globales 2016, los cinco riesgos más probables son las migraciones involuntarias a gran escala, los fenómenos meteorológicos extremos, la falta de mitigación y adaptación al cambio climático, el conflicto interestatal con consecuencias regionales y los grandes desastres naturales.

Por otro lado, el top cinco de los riesgos con mayor impacto es; la falta de mitigación y adaptación al cambio climático, las armas de destrucción masiva, la crisis de agua, las migraciones involuntarias a gran escala, los cambios en el precio de la energía (subida o bajada).

La 11ª edición del informe realizada por el Foro Económico Mundial con la colaboración de Marsh & McLennan Companies y otros patrocinadores, presenta una perspectiva del panorama de los riesgos globales y su desarrollo, tanto a corto como a largo plazo.

Cerca de 750 expertos en riesgos de todas las industrias a nivel mundial compartieron sus opiniones sobre los riesgos que podrían amenazar la prosperidad global durante los próximos 10 años. Este año, la migración involuntaria y los fallos en la adaptación y mitigación del cambio climático (incluyendo los desastres climatológicos y la escasez de agua y comida) se presentan como dos de las grandes preocupaciones.

Otros puntos clave del informe:

  • El desempleo es una de las grandes preocupaciones ya que refleja la inestabilidad social en las economías en vías de desarrollo.
  • La creciente deuda empresarial por impulsar el crecimiento en mercados nuevos y emergentes presionando las capacidades del riesgo. Hoy en día, las hojas de ruta más frágiles podrían ser incapaces de soportar grandes pérdidas.
  • Los ciberataques representan una gran amenaza para las economías desarrolladas, en concreto para EE.UU.
  • Los mercados emergentes están sufriendo debido a la ralentización de la demanda de China. Los efectos colaterales de la economía y la sociedad por la caída de los precios de las mercancías en países exportadores todavía están por ver.
  • La crisis de Oriente Medio se ha intensificado en la región y se ha desarrollado en forma de terrorismo en otros países.
  • Las implicaciones de los avances en máquinas no se anticipan bien y las consecuencias en el trabajo podrían ser graves.

Como estas y otras tendencias están cada vez más interconectadas, las organizaciones deben considerar riesgos en el contexto de otro riesgo para conocer el impacto potencial que tendrían en sus organizaciones. Además los riesgos varían por geografías, y por ello las organizaciones sienten la necesidad de mirar las tendencias y exposiciones al riesgo más allá de sus Estados.

También el informe de este año se fija en el impacto potencial de los riesgos a la hora de hacer negocios en otros países y en cómo las organizaciones privadas pueden influir en el marco de la política pública.